Ha pasado poco más de una década desde que el concepto 4.0 se afianzó en los diferentes entornos de nuestras vidas. Gracias a esta revolución hemos visto, por primera vez en la historia, cómo diferentes tipos de tecnología han convergido en productos y servicios para cambiar radicalmente nuestras vidas. Esto incluye, por supuesto, la forma como trabajamos.

A pesar de que algunos visionarios ya están hablando de la Industria 5.0 (de la cual hablaremos en un artículo más adelante), hoy vamos a centrarnos en lo que todavía sigue siendo una realidad para nosotros: entendernos en un mundo laboral donde el factor humano es la clave para el éxito de las organizaciones, por más tecnología a su disposición.

Esta es la esencia, y la gran importancia, de nuestra gestión como #líderes de #talentohumano: identificar, entender, potenciar, desarrollar y promover el talento en las organizaciones de hoy y del futuro. Nada más y nada menos que ese elemento que nos permite avanzar como empresa y como sociedad. Entonces, las áreas de recursos humanos se re-definen como el área más estratégica para el negocio

En la siguiente serie de artículos y videos quiero mostrarte los que considero los 5 pilares cruciales para lograr una verdadera gestión estratégica del talento para los entornos 4.0. Empecemos con el Pilar 1.

Construir un MTP y objetivos específicos.

Debemos entender la gestión del talento como un elemento mucho más trascendental de lo que se le consideraba hace 5, 10 o 15 años (incluso como aún se le sigue considerando en algunas organizaciones). Esa área semi administrativa donde se paga la nómina, se determinan los indicadores de desempeño y se evalúa a los empleados (y en algunos casos, donde se diseñan los talleres de bienestar). Hoy debemos entender HR como un #servicio interno que, como cualquiera, debe tener un propósito (un valor agregado). Pero debemos ir más allá y construir un Propósito de Transformación Masiva (MTP por sus siglas en inglés) donde declaremos por qué existe nuestra área de Talento Humano (más allá de lo obvio). Un MTP es:

  • Un propósito, porque identifica el porqué hacemos las cosas y nos inspira a la acción.
  • Transformativo: porque causa un impacto positivo los grupos de interés. 
  • Masivo: porque es aspiracional, nos hace soñar para conseguir algo grande. 

Si te das cuenta, es encontrar algo más allá de lo tradicional y rutinario que logrará que nuestras áreas de talento humano tengan un norte y realmente logren un impacto positivo y estratégico. Además, va a significar un poder increíble para motivar a los responsables de Recursos Humanos en su labor diaria. Por supuesto el MTP de Recursos Humanos debe estar alineado con los objetivos de la organización. 

Como todo propósito, el MTP debe convertirse en acciones específicas para no quedarse en el aire. Por esto, la recomendación es definir 3 o 4 objetivos SMART que nos ayuden a diseñar el plan a seguir y a evaluar qué tan bien lo estamos haciendo.

En el siguiente artículo profundizaremos en el Pilar 2: Entender los Nuevos Modelos de Negocio y ser el aliado estratégico de la Dirección para incorporarlos y lograr una empresa más eficiente. ¡Espéralo!